fbpx

Debido a la combinación de colores únicos que se reflejan en esta fantástica estación del año y a su mágico encanto, las bodas de otoño se han convertido en la temporada preferida de muchos novios para celebrar este memorable día.

Muchas son las razones para elegir esta época como la mejor del año para celebrar una boda, no se sufre de calor, las puestas de sol son hermosas, hay más disponibilidad de los proveedores y las fotos quedan ambientadas con paisajes que reflejan diferentes tonalidades.

Existe una amplia gama de posibilidades en cuanto a la decoración, es usual manejar una paleta de colores verde oscuro, naranjas, amarillos, granates y marrones mezclados con elementos decorativos como las flores secas, dando como resultado una combinación inmejorable para las bodas de otoño.

Te presentamos algunas útiles y geniales ideas que podrás implementar, así que toma nota:

– Los Ramos de novia en tonos beige, tierra, burdeos y blancos son los protagonistas de esta temporada, incluso es una excelente idea si le mezclas algunos frutos.

– Los frutos como las castañas, los higos y las calabazas son un buen ejemplo para la decoración de cada rincón de la celebración. Además de brindar naturalidad al ambiente son muy económicos.

– Las Flores silvestres como la paniculata, las flores secas y de colores cálidos como las rojizas y las naranjas son perfectas para una preciosa ambientación otoñal, incluso tu ramo de novia o un centro de mesa se vería precioso con esta combinación.

–  La madera o las bases de tronco natural son elementos rústicos que encajan perfectamente con la decoración de las bodas de otoño y que puedes emplear de diferentes formas y en diferentes piezas.

La inspiración que brinda una boda otoñal es mágica y encantadora, los elementos más acordes son los rústicos y los naturales y los colores que mejor se lucen son los cálidos. Seguro que con estas recomendaciones tendréis la boda más romántica e inolvidable.