638.551.886 - 633.260.977
Envíos gratis a partir de 69€

En este artículo vamos a estudiar los diferentes método que hay para secar flores con fines decorativos. Sobre «Decoración con flores secas y su conservación»

• Especies aptas para flor seca
• Recolección de flores
• Los métodos de secado:

1. Colgándolas boca abajo
2. En una superficie horizontal
3. Microondas
4. Glicerina
5. Gel de sílice (sin indicador)
6. Prensado de flores

Especies aptas para flor seca

Casi todas las flores se pueden deshidratar. Ejemplos:

Achillea Algodón Amaranto Avena loca Bellis Brezo Cardos Cártamo Celosía Trigo, Cebada Cresta de gallo Dalia Dedalera o Digitalis Delfinio
Escabiosa Esparraguera Eucalipto Gerbera Girasol Gomphrena Gypsophylla Helechos Helichrysum Hortensia Lavanda Limonium Lino Lirio Lunaria
Lupino Lúpulo Stachys lanata Peonía Physalis Rosa Scabiosa Statice Tulipanes Zinia

Recolección de flores 

Las plantas y flores las puedes recolectar del jardín, huerto, terraza, invernadero o flora silvestre del campo. Si recolectas del campo, presta atención a lo siguiente:

• Algunas especies están protegidas por la ley. Infórmate.

• No recojas todas las flores que haya en un entorno concreto porque impedirías su reproducción.

• No arranques la planta de raíz, corta sólo los tallos con unas tijeras de poda o con un cuchillo afilado, así rebrotará año tras año.

Muchas de las llamadas malas hierbas o flora arvense (amapolas, jarmagos, corregüelas..) se pueden emplear para secar.

El momento ideal para la recolección es al mediodía o después y en un día soleado. Nunca recojas con rocío, por la mañana temprano, ni cuando haya llovido o nevado, porque la humedad podría pudrir las plantas. Si son plantas de jardín, no riegues durante los días anteriores a la recolección.

El mejor momento de cortar la flor es cuando el capullo está recién abierto, antes de alcanzar la apertura total de la flor, ya que finalizará de abrirse cuando esté colgada.

Delfinio,DedaleraLupino y otras flores con forma de espiga se deben recoger cuando los capullos de la parte inferior de la planta estén abiertos y los de la parte superior cerrados. Procura recoger las plantas con el tallo largo; para cortarlo siempre hay tiempo. Así evitarás tener que alambrarlo. En las plantas que hayas cortado con poco tallo, conviene que la alambres antes de secarla, ya que luego se vuelven muy quebradizas.

Métodos para secar flores

    1. Colgadas boca abajo
    2. Extendidas horizontalmente
    3. Con gel de sílice
    4. Con glicerina
    5. Prensándolas

Experimenta y ve probando qué sistema admite cada flor.

1. Secado colgándolas boca abajo

• La posición vertical boca abajo es la forma más típica y tradicional de secar plantas. Pero no todas se pueden secar así, las ramas por ejemplo, no.

• Antes de comenzar el secado, elimina las hojas del tercio inferior del tallo y quita las hojas dañadas o de peor aspecto.

• Átalas en ramilletes de 5 a 10 flores dispuestas escalonadamente, es decir, unas más altas que otras.

• Cuélgalos boca abajo en una viga, techo, paredes, percha, celosía… en sitio oscuro y ventilado.

• A las 3 semanas aproximadamente ya estarán las flores listas.

• Dependiendo de la flor, se pierde más o menos su forma o se arruga un poco, y también suelen oscurecerse.

• Rosas o Peonías, por ejemplo, que tienen flores grandes, en lugar de boca abajo, es mejor ponerlas a secar metidas en un jarrón, florero o similar. Las flores no quedan en contacto unas con otras, facilitando de este modo la circulación de aire entre las flores.

• En invierno es probable que el ambiente se encuentre demasiado húmedo para poder secarlas al natural. En este caso se pueden colocar encima de la calefacción, meterlas en un horno microondas o prensar las plantas entre papel secante.

Hortensia como flor seca

Existen dos procedimientos para conservar la hortensia como flor seca:

1. Colgándolas boca abajo de una cuerda en un lugar seco y oscuro hasta que estén secas del todo en 15 ó 20 días. Cortar las flores con tallos largos y ponerlas en un jarrón con agua en lugar aireado y con poca luz. El proceso termina cuando el agua se haya evaporado, lo que llevará unas 3 semanas.

2. Secado extendido sobre una superficie horizontal

Consiste simplemente en extender las flores en una superficie plana horizontal (estantería, armario, etc.) sobre papel, cartón o madera. Otra opción es sobre una parrilla, por la cual circula mejor el aire.

Las flores no deben estar en contacto unas con otras, sino individualizadas.

Los helechos, setas, cereales, musgos… van bien secados de esta forma, las hojas retienen más color y forma que si fueran colgadas.

3. Microondas

El secado en horno microondas sirve para secar plantas con rapidez.

Es necesario hacer una prueba, introduciendo en el horno una pequeña cantidad de material y observando cómo se deseca a medida que modificamos la potencia y el tiempo de funcionamiento.

Coloca las flores en un papel absorbente sobre la bandeja. El secado termina cuando los pétalos de la flor o las hojas, en el caso de ramas, adoptan al tacto la textura áspera como de papel.

Hay algún peligro de que se generen chispas y salga el material ardiendo. Cuidado.

En un horno corriente, no el microondas, se pueden dejar con la puerta entreabierta a unos 70 grados hasta que veas que las flores están bien secas (entre 1 y 3 horas según el tamaño de la flor).

4. Glicerina 

El método de la glicerina consiste en reemplazar el agua que contienen las plantas por glicerina. El material queda flexible, no rígido y frágil como el secado tradicional.

Se puede aplicar a flores, pero quedan oscurecidas o satinadas y por lo tanto, este método se recomienda para hojas o ramas, como vemos en las siguientes fotografías.

La glicerina se puede encontrar en farmacias o en tiendas de manualidades. También hay en el mercado mezclas con agua listas para usar.

El procedimiento consiste en sumergir por completo las ramas de árboles y arbustos u hojas grandes en un recipiente con glicerina diluida en agua (mitad de glicerina, mitad de agua). Se deja durante varios días hasta que el agua de la planta es sustituida por esta mezcla.

Al sacarlas de la glicerina hay que lavarlas con un poco de jabón y secarlas enseguida.

El gel de sílice es un agente desecante, es decir, que absorbe la humedad de los materiales.

Este método permite secar cualquier flor por delicada que sea. Dalias,bulbos, tulipanes, pensamientos, gerberas… no pueden secarse al aire. Las flores así secadas quedan con unaspecto muy natural.

El inconveniente es que hay que controlar el tiempo de secado, ya que si están demasiado tiempo se queman y si es insuficiente, se estropean.

El gel de sílice lo puedes comprar en una droguería.

Atención: la sustancia azul que lleva la silice (cloruro de cobalto) está catalogada como cancerigeno. Existen varios tipos de silice que harán su función perfectamente y que no contienen
esta sustancia: la hay blanca que no lleva nada y la hay con un indicador naranja que es inocuo. Sólo se recomienda gel de sílice SIN indicador.

Para que realicen mejor su trabajo se deben reducir casi a polvo (apisonándolos con un rodillo, por ejemplo) de manera que puedan introducirse por todos los intersticios de las flores.

Esparce una capa de 7 cm. de espesor de cristales de sílice sobre un recipiente que tenga tapa, preferiblementa de cristal o metálico (por ejemplo, una caja metálica de pastas).

Dispón el material vegetal sobre esta capa y cúbrelo completamente intentando introducir lo más posible los cristales entre pliegues y pétalos.

Tapa el recipiente y déjalo en sitio seco y a temperatura ambiente hasta que los gránulos absorban toda la humedad del vegetal. A los 2 días comprueba si las flores están secas (el gel debe estar rosa pálido y las flores tener tacto de papel), si no es así, vuelve a tapar y mira a diario. El tiempo máximo es de 7 días. La media son 4 ó 5 días.

Cada especie a secar es distinta de las demás y por eso tiene un tiempo de secado diferente. Dependiendo del grosor de la flor puede tardar en secar desde 1 día -una flor muy delicada-, hasta una semana -un capullo de rosa muy grande-. Lo mejor es experimentar.

Apunta el tiempo que ha tardado para recordarlo la próxima vez.

En caso de que los pétalos de una flor estén secos, pero no la base, cubre sólo la parte que aún no está seca.

Si utilizas un microondas con gel de sílice, es más rápido.

El recipiente debe ser apto para el microondas. En general, se ha de seleccionar una potencia media-baja o de descongelación y tardará entre 2 y 5 minutos, dependiendo del tipo de flor. Comprueba el estado de las flores, removiéndolas y calentando de nuevo si es necesario.

Una vez secas, sácalas de la caja, sacude con cuidado la flor y con un pincel quita los gránulos de sílice que estén pegados.

El gel de sílice se puede reutilizar muchas veces. Extiende los gránulos uniformemente en un platillo llano, elimina los restos vegetales y ponlo en el horno a temperatura media. Remuévelo de vez en cuando para que se caliente uniformemente. En media hora pierde la humedad, listo para nuevo uso.

6. El prensado de flores

Se trata de un método muy sencillo por todos conocidos. ¿Quién no ha metido alguna vez hojas o flores entre las páginas de un libro? Los botánicos y aficionados prensan flores para hacer herbarios.

Las flores prensadas mantienen su color original.

También es posible secar todo tipo de frutas y verduras partiéndolas en rodajitas bien a lo ancho o a lo largo. Ejemplos: kiwi, pepino, guindilla, zanahoria, champiñón, etc.

Si es una rosa, clavel o peonía que tienen flores que abultan mucho, se pueden partir por la mitad y prensar cada trozo o prensar por separado cada pétalo y luego unirlos sobre una superficie plana. Las flores prensadas son ideales para:

– Decoración de tarjetas, sobres y otros artículos de papelería.
– Cuadros.
– Decoración de lámparas, cajas de regalo…

El procedimiento consiste en colocar las flores recién cortadas entre pliegos de papel de filtro, de periódico no satinado, papel de seda o toallas de papel y ponerle un peso encima o meterlo en una prensa. Luego se sitúa en lugar seco y a ser posible, con ventilación.

Durante los primeros días, la posición de las flores debe cambiarse con frecuencia y también renovar los papeles absorbentes, ya que en caso de permanecer mojado se podrían pudrir.

Es posible fabricarse una prensa con 2 tablas de madera de unos 2 cm. de espesor y unos tornillos con «palomillas» para apretarlos.

No mezcles en la misma capa plantas distintas, ya que su tiempo de secado es diferente.

El secado completo de las flores tardará unos 20-25 días.

Abrir chat